Carros

Nissan prepara un futuro con cero accidentes viales

La automotriz desarrolla un sistema inteligente que transformará la movilidad.

No se trata tan sólo de pensar en un mundo mejor, sino de proyectar este deseo hacia un futuro con tecnologías que brinden oportunidades para todos y cada uno sus habitantes: acaso esta sea la clave que vincula los esfuerzos de Nissan y History en un camino de búsqueda hacia una mejor sociedad para todos.

Iniciativas como Una idea para cambiar la historia, de History, que cada año premia los proyectos tecnológicos más destacados por su aporte a la sociedad; o el innovador concepto Nissan Intelligent Mobility, de Nissan, que transforma el modo en que los vehículos interactúan con la gente, son evidencias de un serio compromiso con el futuro del mundo.

Para lograr un mañana con cero emisiones y cero accidentes viales, es indispensable contar con un sistema inteligente que conecte en tiempo real a todos y cada uno de sus participantes: vehículos, conductores y peatones. En tal sentido, Nissan ya se encuentra desarrollando el futuro.

Para definir el futuro de la conducción autónoma, Nissan trabaja hoy en el Seamless Autonomous Mobility (SAM), un sistema de movilidad basado en inteligencia artificial que dará paso al funcionamiento de vehículos robotizados completamente inteligentes, con capacidad de tomar decisiones ante los diversos entornos de conducción.

Actualmente, el principal desafío de Nissan es procurar que estos vehículos inteligentes logren tomar la decisión correcta, reaccionando adecuadamente antes situaciones imprevistas. Así, el sistema que los comanda deberá ser lo suficientemente inteligente como para coordinar la movilidad ante accidentes, obstáculos en el camino, o cualquier otro a sorpresa.

"SAM no es solamente para los vehículos Nissan, es para todos los vehículos", sostuvo Maarten Sierhuis, ex científico de la NASA y director del Nissan Research Center en Silicon Valley. "Con base en nuestra visión Nissan Intelligent Mobility, nuestro objetivo es transformar el sistema de movilidad y la manera en que nos transportamos", agregó.

En pocas palabras, SAM es un sistema que dará soporte a todos los vehículos. Ante una situación imprevista, el sistema permitirá al vehículo decidir si es capaz de afrontarla, o si es preciso solicitar ayuda al centro de comando. Es analógicamente similar a lo que ocurre con la torre de control en un aeropuerto.

Cada detalle de cada incidente, como la ubicación, situación y solución, será almacenado en la nube para que los vehículos conectados al sistema SAM puedan alimentarse de esta información. Así, con el aprendizaje de cada experiencia, la tecnología autónoma se retroalimentará para evolucionar.