Todos los horarios
HUMANIDAD

La mítica historia del gigante patagónico de dos cabezas

En un modesto museo de Baltimore, en Estados Unidos, se exhiben los restos momificados de un hombre gigantesco, de 3.66 metros de altura, que resulta ser un verdadero fenómeno de la naturaleza, no solamente por su estatura, sino porque tiene dos cabezas.

Se trata de una verdadera leyenda, cuyos orígenes se remontan al año 1500, cuando Fernando de Magallanes arribó a las costas de la Patagonia argentina, durante la expedición que buscó un paso entre el Océano Atlántico y el Océano Pacífico.

Las leyendas de la época sitúan a Kap Dwa, el gigante de dos cabezas, en latitudes patagónicas. Ciertamente, no existen registros de época que permitan establecer su procedencia con precisión, de modo que su existencia se explica a través de dos historias.

Una de ellas, señala que Kap Dwa fue hallado por marineros españoles un siglo después de que Magallanes visitara las playas del sur argentino, en 1670. Por entonces, habría sido capturado y trasladado en barco, lugar en el que murió atravesado por una lanza, mientras peleaba por su libertad.

La otra historia, indica que el gigante de dos cabezas fue hallado muerto en una playa, con una lanza atravesada en el pecho. Según esta versión, era oriundo de tierras paraguayas, en donde fue momificado por nativos del lugar que lo adoraban como a una deidad.


Fuente e imágenes: infobae.com